joe-biden-5837244_1920

EEUU continua con su guerra diplomática contra China

EEUU, Reino Unido y su antigua colonia imperial conocida actualmente como Australia anunciaron el miércoles pasado la creación de un acuerdo de defensa entre su país, Australia y Reino Unido, en la región indopacífica, que buscaría frenar la creciente influencia de China en la región.

Es decir dos potencias occidentales y una antigua colonia pactando hacer frente a la potencia local en crecimiento en la zona, en términos un tanto opacos, que se centran en el conflicto del Mar de China Meridional donde China y EEUU no cesan de tener encontronazos. Una posición que ha sido vendida públicamente como una preparación armamentística para garantizar la paz en la región.

China, con la lección del colonialismo occidental aprendida desde hace tiempo no ha dudado en responder a la nueva alianza de los dos imperios anglosajones, En una cumbre de la Organización de Cooperación de Shanghái junto con otros líderes de estados de la zona (incluidos India y Rusia) Xi Jinping expuso que “Nunca debemos permitir ninguna injerencia externa en los asuntos internos de los países de nuestra región, bajo ningún pretexto, y debemos mantener el futuro del desarrollo y del progreso de nuestros países en nuestras propios manos”

Apenas hace unos días se rumoreaba sobre el fracaso y la negativa China a la realización de una cumbre o encuentro Biden-Jinping por la postura beligerante de EEUU frente a China.

La situación deja en una posición dificil al resto de aliados occidentales de los EEUU, que a la par que forman parte de alianzas militares encuentran en China a un socio comercial vital en un marco económico inestable, en el que el gigante asiático es la única de las dos superpotencias que sigue apostando por el libre comercio frente a al proteccionismo y el incremento de aranceles.

Leave A Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *