Implantes de grafeno para tratar enfermedades.

El grafeno saltó a la fama en 2010, cuando los científicos Andre Geim y Konstantin Novoselov fueron galardonados con el Nobel de Física por haber sintetizado este material. Considerado el material del futuro por millares de expertos, en ocasiones da la sensación de ser una eterna promesa que nunca llega.

Recientemente se ha estado investigando sobre la utilización de microtransistores de grafeno “La señal cerebral tiene altas y bajas frecuencias, y cada una ofrece información relevante para distintos ámbitos. Las de muy baja frecuencia, por debajo de los 0,1 Hz, no se podían medir con los electrodos pero sí podemos leerla con los microtransistores de grafeno”, comentó José Antonio Garrido, uno de los autores de la investigación y científico del Instituto Catalán de Nanociencia y Nanotecnología CN2.

”Los experimentos han sido efectuados con una veintena de ratas sanas a las que se les indujo la epilepsia” comentó Anton Guimerá, coautor e investigador. “Para nosotros hay tres razones muy claras. Al ser una tecnología muy invasiva debes tener un material muy biocompatible y que no genere inflamación en el cerebro, y el grafeno tiene un tipo de enlace que hace que sea un poco reactivo. Por otro lado, para monitorizar el cerebro necesitas un material flexible que se adapte bien a la superficie del córtex, que es rugosa. Y por último, con el grafeno, que es un semi-metal, podemos tener una configuración de transistor que nos permita medir las bajas frecuencias”, continuó Guimerá.

Los investigadores se muestran entusiasmados con los resultados de sus investigaciones y dicen estar preparados para superar fases hasta poder probar esta tecnología con seres humanos, “A partir de ahora hay que pasar del prototipo al producto y en los próximos años veremos si se puede escalar hasta el nivel industrial” concluyeron.




Leave a Reply

Your email address will not be published.


Comment


Name

Email

Url