Varios países han prohibido smartphones de Huawei

Empecemos con el caso de la empresa de telecomunicaciones Spark, afincada en Nueva Zelanda, esta empresa quería usar equipos Huawei en su nueva red móvil de 5G, pero la agencia de seguridad del gobierno les recomendó no hacerlo puesto que ''conllevaría riesgos significativos''. No es la primera vez que esto ocurre, pero existe un movimiento cada vez mayor contra la participación de empresas chinas de tecnología.

Realmente tras este movimiento existe un temor gubernamental a que Pekín solicite a compañías como Huawei obtener acceso a secretos industriales u otra información confidencial de sus clientes, cuestión que de ser demostrada, llevaría a serios problemas diplomáticos al gobierno chino. Casos como el de Tom Uren, uno de los mas significativos miembros del Centro Internacional de Política Cibernética y del Instituto de Política Estratégica de Australia, declaró que el gobierno chino "demostró claramente la intención de robar información durante muchos años", "El estado chino se ha involucrado en una gran cantidad de tipos de espionaje incluido el cibernético y en el robo de propiedad intelectual" termino señalando.

Como Huawei es el mayor productor mundial de teléfonos inteligentes, es fácil que sea la primera empresa de origen chino en notar las medidas que alientan a acometer contra toda aquella empresa mínimamente relacionada con Pekín. Un caso muy parecido al de Huawei ya ocurrió cuando el gobierno de EEUU recomendó no usar teléfonos de esta marca y también de ZTE. Cuestión que no parecería demasiado alarmista, puesto que el gobierno Trump ya recomendó no usar Software de otras empresas extranjeras como puede ser el caso de Kaspersky, hasta que hace relativamente pocos meses el gobierno norteamericano prohibió a funcionarios del gobierno y militares usar teléfonos de compañías chinas.

Mientras el alarmismo Neozelandés y Estadounidense llama la atención, otros países como Alemania, Reino Unido, Canada u otro que siempre han mirado con recelo a China como Corea del Sur y Japón han manifestado ''estar realizando pruebas de seguridad desde 2013 en equipos de telecomunicaciones vendidos en el país por China''.

Nada de esto sería extraño, salvo por la reciente guerra arancelaria entre EEUU y China y las constantes amenazas de revisar dichos aranceles. A todo esto, la empresa afectada ha expuesto que “Estados Unidos quiere dejar a Huawei fuera porque somos demasiado fuertes” y parecerían estar en lo cierto, puesto que hace solo una semana, The Wall Street Journal acusó al gobierno de EE.UU. de persuadir a los proveedores de servicios inalámbricos en norte-america para que eviten utilizar equipos Chinos.




Leave a Reply

Your email address will not be published.


Comment


Name

Email

Url